Passatge dels Escudellers, 5, 2º3ª 08002, Barcelona

¿Sabes que es la Dispareunia en mujeres?

woman having painful holding hands pressing her crotch lower abdomen 1

¿Sabes que es la Dispareunia en mujeres?
Es el dolor que se produce durante la penetración o inmediatamente después de ella. Además del dolor también se puede ampliar la sintomatología a la sensación de escozor, ardor o picor.
La dispareunia según su localización puede ser:
Superficial, si la persona refiere dolor en los genitales externos.
Vaginal, normalmente es la falta de lubricación que puede tener diferentes orígenes como la alteración en la excitación, problemas orgánicos y el efecto de algunos medicamentos.
Profunda, la persona habla de dolor que se despierta en la pelvis.
Según su aparición en relación al coito las podemos clasificar:
            De entrada, si el dolor o molestia aparece al principio de la relación pero va disminuyendo a medida que                         transcurre la misma.
            • Concomitante, si el dolor o molestia dura mientras dura el coito.
            • Posterior, si las molestias aparecen o persisten al terminar el coito.

Dentro de las causas de la dispareunia superficial tenemos:

La Bartolinitis: es una infección de las glándulas de Bartilono, localizada en la abertura vaginal, son dos glándulas simétricas que están conectadas con la vagina a través de un conducto situado entre el himen y los labios menores, la función de estas glándulas es segregar un moco claro y transparente que actúa como lubricante.

Quiste de la glándula de Bartolino: se produce una obstrucción del conducto provocando una acumulación de pus que forma una protuberancia en una de las glándulas que está localizado a cada lado de la abertura vaginal, suele ser indoloro en condiciones de reposo, su sensibilidad aumenta en condiciones de estimulación sexual.

Vestibulitis vulvar: se caracteriza por un enrojecimiento localizado e hipersensibilidad al tacto sin que pueda explicarse su causa, es posible que la sensibilidad aumentada de los nervios sobre la superficie de la piel sea un factor que contribuya.

Causas urológicas: puede ir desde el síndrome uretral que puede causar infecciones e inflamación de la uretra con dolor abdominal y micciones frecuentes dolorosas, hasta la infección de las glándulas periuretrales, un divertículo uretral o una uretritis.

Clitoriditis: pueden ser infecciosas, alérgicas o traumáticas, producen una sensación dolorosa de quemazón externa, llegan a ser poco frecuentes.

Fimosis: son raras se caracteriza por la adherencia de los pequeños labios de la vagina, haciendo que se peguen y tapen la abertura vaginal, en algunos casos también puede cubrir el clítoris, llegando a disminuir la sensibilidad y puede provocar anorgasmia.

Dentro las causas de Dispareunia vaginal tenemos:

Vaginitis atrófica: presentes en mujeres de edad avanzada, el consumo de anticonceptivos orales, el DIU incorrectamente colocado, un diafragma vaginal inadecuado y reacciones alérgicas a preservativos o espermicidas.

Vaginitis infecciosas: es provocada por la Trichomonas Vaginalis, es una enfermedad de transmisión sexual que puede infectar la vagina, vulva y la uretra, también la Gardnerella Vaginalis implicada en la enfermedad Vaginosis Bacteriana, caracterizada por un desequilibrio en la microbiota.

Alteraciones anatómicas: puede ser congénita o adquirida de la vagina, como la enfermedad de Rokitansky o Turner, o cuando se dan estenosis de los septos transversales o longitudinales, también una dispereunia puede ser secundaria a una cirugía ginecológica.

La episiotomía: es frecuente la dispareunia en el posparto, pero su incidencia disminuye considerablemente al año y, desde luego guarda relación con el grado de laceración.

Procesos extraginecológicos: como una enfermedad intestinal, síndrome hemorroidal o fístulas recto-vaginales.

Dentro las causas de Dispareunia profunda tenemos:

La cervicitis: y en general la enfermedad inflamatoria pélvica puede ocasionar dolor por la inflamación de estructuras pélvicas, especialmente por el estiramiento de los ligamentos o elevación del cérvix durante el coito.

Endometriosis: es una causa frecuente de dispareunia, sobre todo cuando los focos de la enfermedad se localizan en los uterosacros o sobre todo cuando se produce una retroflexión uterina fija.

Retroflexión uterina fija: bien por endometriosis o por otro tipo de adherencias, pueden causar dispareunia, causando dolor a la penetración profunda.

Granulomas o cicatrices: en el fondo vaginal, consecuentes a cirugías que a veces producen dispareunia. En mujeres multíparas no se deben olvidar de los procesos venosos que contribuyen el síndrome de congestión pélvica o el varicocele pélvico, provocando dolor posterior y queda un malestar importante en el bajo vientre varias horas después del coito.

Causas psicológicas de la dispareunia:

Una educación sexual deficiente, la existencia de mitos y tabúes puede fomentar una actitud negativa hacia el sexo.
Problemas emocionales como la ansiedad o la depresión pueden influir en la manera de relacionarnos con la pareja originando bajo deseo sexual. La baja autoestima o una imagen corporal negativa pueden afectar a las relaciones.
La historia y el aprendizaje de las experiencias traumáticas pueden hacer mella en las relaciones futuras por la relación entre dolor y peligro. La incapacidad de crear un entorno agradable que propicie un desarrollo de la respuesta sexual correcta.
Los problemas de pareja hacen mella en los encuentros sexuales. Los desacuerdos o la baja atracción sexual son alguno de los factores más comunes.
Es preciso acudir a un profesional como un ginecólogo, psicólogo o un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para realizar un correcto tratamiento y recuperación de la paciente.

Conoce algunos consejos para tratar la Dispreunia aquí

Terapia Cuerpo Mente © 2022 All rights reserved. Design by L'Agència Grup